miércoles, 22 de noviembre de 2017

Abre el museo más grande dedicado a Pedro Infante en Guamúchil Sinaloa

En el nuevo recinto ubicado en Sinaloa se pueden apreciar las ropas que usó en sus más exitosas cintas de la Época de Oro del cine mexicano


El antiguo jeep Willis con motor número 24876, adquirido por Pedro Infante Cruz en 1943 en tres mil pesos, en Ciudad Juárez, Chihuahua, forma parte del acervo de su vida personal que se exhibe en el nuevo museo abierto en su memoria, en la ciudad de Guamúchil, donde paso su niñez, juventud y tuvo su primer romance.





Ubicado, casi a las faldas de la cortina de la presa hidráulica "Eustaquio Buelna”, en el municipio de Salvador Alvarado, el nuevo museo, concentra desde un piano, carteles originales de sus películas, discos, libros, hasta una replica del taller de carpintería donde trabajó.

Su hija, Lupita Infante Torrentera prestó varios de los recuerdos que se exhiben de uno de los ídolos mas queridos de México.
En el nuevo museo, se pueden apreciar las semblanzas de la vida de Infante Cruz, nacido el 17 de noviembre de 1917, en la calle Constituciòn número 1108, de la ciudad de Mazatlán, en el seno de una familia humilde que se trasladó a la ciudad de Guamúchil.
Sus padres, Delfino Infante García y Refugio Cruz Aranda, tuvieron quince hijos, el cuarto de ellos fue Pedro, quien durante parte de su infancia y juventud, fue carpintero, empleado de un negocio agrícola, peluquero y cantante






















No hay comentarios:

Publicar un comentario